ESF-POL La Jornada

Omisiones en la protección del patrimonio cultural de indígenas

La CNDH ha documentado que empresas privadas se apropian de manera ilegal de la riqueza de esos pueblos, afirma etnohistoriador

Carlos Paul

Periódico La Jornada
Martes 9 de abril de 2019, p. 6

Las instituciones del país ‘‘no están protegiendo debidamente los derechos y el patrimonio cultural de las comunidades indígenas”, dijo el etnohistoriador y abogado Aldo Armando Guagnelli Núñez, en el primer foro Derechos culturales sobre la apropiación del patrimonio cultural de los pueblos y comunidades indígenas de la República Mexicana.

Organizado por Chimalli Centro de Estudios y Derechos Culturales, con la finalidad de analizar la recomendación número 35 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), emitida el pasado febrero, respecto de los casos de apropiación ilegal por empresas privadas de diversas expresiones culturales de algunos pueblos indígenas, se realizó ese encuentro en las instalaciones de la Coordinación Nacional de Antropología, del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

La recomendación general número 35 de la CNDH analiza los aspectos jurídicos y de política pública que existe en México que han violentado los derechos culturales al apropiarse del patrimonio cultural de los pueblos y comunidades indígenas, explicó el especialista a La Jornada.

La idea con el foro es informar sobre los casos de afectados, intercambiar experiencias, reflexionar y generar propuestas con miras a su utilidad práctica, toda vez que ‘‘en la realidad hay una falta de armonización en la legislación del país respecto de los tratados internacionales en materia de cultura y de derechos de los pueblos indígenas”.

Esa falta de concordancia se convierte así ‘‘en una omisión por parte del Estado mexicano y, por tanto, hay que subsanarla”, destacó el especialista.

Esa recomendación va dirigida al Presidente y al Congreso de la Unión. ‘‘Al Ejecutivo federal para que realice una serie de modificaciones a las políticas públicas y aporte mayor presupuesto para que se garantice el cumplimiento delos derechos culturales de lospueblos indígenas, y al Congreso de la Unión para que estructure jurídicamente la legislación correspondiente que garantice esa protección; además la recomendación también va para las 32 entidades”.

Legislación dispersa

El aspecto central, continuó Guagnelli Núñez, ‘‘es que de manera sistemática las instituciones culturales del país no están protegiendo debidamente los derechos y el patrimonio cultural de las comunidades indígenas, porque el marco normativo tampoco los permite”.

Las disposiciones que protegen ese patrimonio están ‘‘muy dispersas, son insuficientes y no están armonizadas con los tratados internacionales que el gobierno mexicano ha firmado, llámense la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial y Declaración Americana de los PueblosIndígenas”.

Actualmente hay dos casos abiertos en la CNDH. Uno es la apropiación de los diseños de textiles en la comunidad de Tenango de Doria, estado de Hidalgo. ‘‘Empresas como Zara y Nestlé han reproducido algunos de esos diseños para incorporarlos en sus productos y nunca solicitan autorización ni de los artesanos ni de la comunidad indígena”.

El otro es el de los Voladores de Papantla, práctica ancestral reconocida como patrimonio cultural de la humanidad en 2009.

‘‘Ellos tienen un conflicto con la cervecera Cuauhtémoc-Moctezuma, la cual utiliza la imagen estilizada de uno de los voladores y hace alusión explícita a Papantla mediante una campaña publicitaria que han impulsado desde 2017. La imagen la utilizan para promocionar la cerveza Indio. Tampoco solicitaron autorización.”

De acuerdo con Guagnelli Núñez, la CNDH ha identificado otros dos casos de apropiación de diseños de textiles: uno en Chiapas y otro en Oaxaca, ‘‘aunque todavía no se configura la carpeta’’.

La relatoría del foro, dijo, será entregada a la Dirección General de Culturas Populares. Este es el primero de tres en los que se aborda el mismo tema.

El segundo será el 30 y 31 de julio en el Museo Memoria y Tolerancia y el tercero, para agosto, en Chiapas.

En la primera mesa de trabajo del foro participaron: Héctor Hugo, en representación de la ceremonia ritual de los Voladores de Papantla; Rebeca López Patricio, quien habló sobre textiles y bordados de Tenango de Doria, y Ofelia Estrada, sobre el comercio justo en Taxco, Guerrero.