Juez de Paz

1 febrero 2020

A quien corresponda:

Bajo mi autoridad como representante legal de ARTCAMP SC de RL “Artesanas Campesinas”
declaro la cesación de producción de joyería y de operaciones comerciales por parte de esta cooperativa, a razón de que la empresa GLOBAL CRAFTS de Edgewater Florida USA suspendió las relaciones laborales, con prácticas abusivas, negándose a pagar un precio justo a los artesanos.

El 17 de diciembre de 2017 presentamos facturas a los dueños de esta compañía antes referida, con un modesto aumento de precio, esto fue ocho años después de mantener el mismo precio. El patrón se molestó por el muy humilde aumento de precio; bruscamente suspendió comunicaciones, inmediatamente, los dueños de esta compañía  buscaron otro proveedor, para que realizara una joyería casi idéntica a la que los artesanos de la cooperativa le proporcionaban; todos son diseños originales y propiedad intelectual de la cooperativa y parte del patrimonio del pueblo.

También se negó a pagar por hacerles modelos originales, por instrucciones específicas suyas.

Pocas semanas después los patrones desaparecieron; en su lugar apareció una ex empleada. Ella nos dijo que los dueños (con quienes habíamos vendido de forma continua por 9 años), se habían jubilado, que ella era la nueva dueña y que ya no había contabilidad anterior a cuando ella apareció en 2018.

Razón por la cual protestamos, hicimos un gran esfuerzo en dialogar con los dueños de esta compañía extranjera y la respuesta fue con agresión, venganzas, y represalias,  tras bambalinas, escribieron a terceros, (compradores) algunos conocidos suyos y nuestros, asegurándoles, que somos unas irrespetuosas ladronas, extendieron estos viles rumores perjudiciales con el fin de tapar sus fechorías, abusos y múltiples pecados comerciales, ensuciando de esta manera el buen nombre de las artesanas campesinas.

Pedir un sencillo aumento de precio y defender nuestros derechos no es motivo para hacer
tantas calumnias.

En este testimonio dejo asentado también que; han llegado supuestos compradores, que ahora sabemos son personas que vinieron velando sus intenciones, afirmando que les encanta nuestra joyería y pidiendo todo tipo de información, asegurando que quieren ser clientes entusiastas cuando, en realidad, hicieron inspecciones disfrazadas (tipo espías) que pretenden ver nuestras ventajas y desventajas dentro de la cooperativa; estas personas mencionadas solicitaron una invitación a la casa de una artesana y del taller de la cooperativa presentándose como posibles distribuidores, llevándose muestras y asegurándonos que harían un futuro pedido, (cosa que no sucedió) compraron unas piezas para ver si les conviene mandarlas a hacer en otro lado, después ignorar nuestros saludos electrónicos; mientras descaradamente se apropian de nuestros diseños.

Hemos notado esta intención de reproducir la joyería de Artcamp, porque a los consumidores
de moda en el mercado les gustan,  en razón de que cuenta con una técnica única y perfecta.

Los diseños de la cooperativa se consideran propiedad intelectual y patrimonio cultural; los diseños pertenece a sus creadores y la cooperativa se encargará de defender estos derechos.

Con respecto a los diseños de la joyería particular de Artcamp, se conservara su uso legal solo a las personas que adquirieron el producto con la bendición y aprobación de sus creadores y hacedores.

Aquellas personas que no cuenten con la bendición y aprobación de los creadores y hacedores de lo de Artcamp, no tienen permiso legal de venderlo al público. Se considerará ‘mercancía pirata’ y
la cooperativa se encargará de hacer lo legalmente posible para proteger sus derechos culturales.

Anexo a detalla la conspiración de comerciantes extranjeros que resulto en la desaparición y muerte de la cooperativa de Artcamp S.C. de R. L.

 

Ofelia Estrada Bahena
Representante Legal de Artcamp S.C. de R.L.